“El que los recibe a ustedes, me recibe a mí; y el que me recibe, recibe Aquel que me envió”
El domingo 2 de julio en la parroquia María Imaculada, de la ciudad de Villa Ocampo, Santa Fe (Argentina), hice mi renovación de los votos temporales por dos años. Todo se dio en medio de una realidad muy compleja de la comunidad parroquial, ya que nuestro párroco está pasando por un momento difícil de salud, así que en lo personal todo tenía un sentido de entrega más profundo.
Fue una celebración muy sencilla y cargada de mucha emotividad, es en esta parroquia donde hace 15 años atrás venía como misionera y las inquietudes vocacionales empesaron. Las personas recuerdan aquellos misionero y hoy son testigos de mi renovación vocacional, testigo en el día a da de la entrega. Es un sí renovado, mis deseos y anelos de confirgurarme cada días más con la persona de Jesús, “caminando humildemente con mi Dios”.

Patricia Yzary fi

0
0
0
s2sdefault