“A NOSOTRAS nos toca lo que tenemos HOY y somos felices con la herencia que tenemos”

Después de las iluminaciones y provocaciones dadas los dos primeros días de asamblea, la Superiora General de la Congregación, Maria Inez Furtado FI, animó el tercer día desde la clave del APOSTOLADO SOCIAL, clarificando ideas, modos, y modo de proceder. “Tenemos que recuperar el modo de ver la vida desde la PERSPECTIVA del Apostolado Social como eje inspirador que atraviesa toda nuestra vida, que identifica la MISIÓN” , AMPLIANDO HORIZONTES  y secundando al Espíritu Santo en nuestra historia.
Convencidas de que Dios sigue trabajando en el mundo por la dignidad humana… (Det.13)  tocamos con claves de vida que orientan nuestro ser a lo esencial: La abnegación, la apertura… con una postura en el mundo como Jesús, y, en misión compartida, todos implicados e interconectados. Cualquier acción de buena voluntad y del bien hace parte de la MISIÓN de DIOS.  El Apostolado Social ayuda a explicitar la dimensión humana, con expresiones desde la convivencia cotidiana de las que emerjan justicia, caridad y servicio evangélico.
Los contextos actuales nos abren a desafíos mayores que involucran compromisos más fuertes, respuestas resistentes que permanezcan y que sean transformadoras. La MISIÓN de DIOS es UNIVERSAL, es una misión que implica a TODOS.

0
0
0
s2sdefault