La Congregación General XVII (CG XVII) nos desafía a tomar el Apostolado Social (AS) como un “eje que tiene que atravesar todas nuestras acciones y la propia vida. Necesitamos seguir clarificando e impulsando este apostolado; y crecer en una mayor articulación entre los distintos sectores que estructuran nuestro trabajo apostólico.” (Determinación CG XVII, nº 13)
Con este desafío, todos los Centros Apostólicos de F.I. Panay-Guimaras se reunieron en el Colegio de las Hijas de Jesús el pasado 1 de septiembre para considerar cómo están viviendo los colegios FI el Apostolado Social a través de los datos recabados de las REC y Directoras y el camino que las escuelas están tomando para fortalecer la acción social inspirada en los principios y criterios de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI).
Georgita Hormillosa FI, superiora de la Comunidad de las Casas en Panay y Guimaras y miembro del Equipo Internacional de Apostolado Social, ofreció una charla a todos los profesores y personal y Hermanas de las escuelas FI. Desafió a los educadores a tener una convicción o elección y decisión en la vida para colaborar juntos con el carisma de Santa Cándida como la fuerza unificadora, aunque no todos tengan la espiritualidad de la Madre Fundadora. Además, subrayó que "todos" son llamados o atraídos a la espiritualidad de la Fundadora y se sienten pertenecientes a ella son considerados parte de la gran familia de Santa Cándida Mª de Jesús.
El icono de la Trinidad Misericordiosa desafió aún más a los educadores FI para involucrarse en la Determinación CG XVII Nª 13 y reflexionar sobre los planes de acción para profundizar en el significado del AS y las estructuras de la sociedad donde se implementa y no simplemente centrarse en sus actividades que con más frecuencia se realizan esporádicamente.
Los colegios FI de Panay-Guimaras están dispuestos a conocer la realidad con sensibilidad, interpretar esta realidad como un plan de Dios para el ser humano y el mundo, a "verse afectados" por esta realidad y comprometerse a actuar y trabajar en situaciones concretas.
Aunque fue una fiesta nacional para nuestros hermanos y hermanas musulmanes en el país, el llamado del apostolado social FI se fortaleció más porque todos somos hermanos y hermanas bajo la paternidad de Dios. Que todas las familias FI sean "apóstoles" de las Buenas Nuevas!

Por Roque Mario G. Cequiña
CHJ, Iloilo City, Filipinas

0
0
0
s2sdefault