Hemos pedido a nuestras hermanas Blanca Esther, Mary Carmen y Rosa que nos digan algo de su reciente experiencia en Roma, con un grupo de Hijas de Jesús procedentes de los diversos países donde estamos. Ya vamos leyendo algo en la web pero queríamos noticias personales y las hemos lanzado algunas preguntas. 

Éstas son las respuestas de Rosa Espinosa.

Gracias por hacerte un espacio en tu agenda apretada para compartirnos tu sentir y gustar de estos días en ese ambiente de Cuerpo universal.

1.  Mi experiencia de este encuentro ha sido …

La experiencia de encuentro con el Señor que me llama a seguirle como Hija de Jesús y el encuentro con la entera Congregación en la diversidad de rostros, lenguas y culturas. El carisma de la Madre Cándida se ha inculturado y enriquecido con tantos síes de Hijas de Jesús de tantos países,  que han salido de sí mismas y han hecho vida la intuición de  Cándida María de Jesús en el seguimiento de Jesús. 

La vocación es un don que se actualiza día a día, aunque hay momentos especiales, como éste, en el que se toca la raíz y se renueva el deseo que late en lo profundo del corazón.

2.  El trabajado ha consistido en ...

Hacer una relectura de nuestras constituciones que son nuestra “luz y guía en el camino del Señor” (CFI331). Estudio, reflexión, oración y compartir ha sido la metodología empleada. Palabras y expresiones habituales que configuran nuestro ser de Hijas de Jesús:  Bien de los prójimos, ayuda, obediencia, gloria de Dios, servicio, abnegación, unión de los ánimos, Cuerpo de la Congregación, corresponsabilidad, pertenencia se han llenado de un significado que no se agota en cada lectura que se hace, si el Espíritu acompaña ese acercamiento.

La Madre Cándida defendió su intuición carismática que la plasmó en las Constituciones. La experiencia de los Ejercicios las atraviesa y confiere sentido. Ella tenía muy claro que esa persona que sale de los Ejercicios es el sujeto idóneo para seguir al Jesús pobre y humilde que nos invita a vivir desde esas actitudes a extender el Reino.  Las Hijas de Jesús tenemos la responsabilidad de vivir y actualizar esa intuición y sello de identidad que se concreta en las Constituciones.  

3.  El encuentro con hermanas de todos los países me ha supuesto …

Experimentar que nuestro carisma está vivo y que se vive en distintos lugares;  es una riqueza y experiencia de universalismo muy grande. El voto de disponibilidad para ir a cualquier parte del mundo se hace patente y comprensible en este contexto de pluralidad y diversidad. 

 

0
0
0
s2sdefault