Virgen de la espera, de la fidelidad

y del servicio, de la pobreza,

del amor y del silencio,

de la nueva creación por el Espíritu,

danos ojos nuevos para saber que Cristo Resucitado

y la fuerza de su Espíritu, está en medio de quienes

formamos la familia carismática de

Santa Cándida Ma. de Jesús,

en este caminar hacia la próxima CG.

 

Ayúdanos para que Jesús, el Hijo encarnado,

muerto y resucitado sea quien nos conduzca

en este nuevo período, iniciado el 2 de abril.

 

Acompaña, María, nuestra búsqueda para discernir:

¿A QUÉ NOS LLAMAS, SEÑOR?

¿QUÉ QUIERES QUE HAGAMOS?

Ayúdanos a ponernos en sintonía con el

Espíritu de Dios, rechazando lo que no venga de Él.

 

Disponnos en todo este tiempo, a esa lectura

orante de la Palabra y de los textos sugeridos…

Para vivir las actitudes de:

- UNIÓN Y BÚSQUEDA EN COMÚN

- DE PONER TODO NUESTRO EMPEÑO

- DE DAR O QUE CADA UNA PODEMOS

EN NUESTRA ACTUAL CIRCUNSTANCIA

- COLABORACIÓN DE LAS PERSONAS

LAICAS QUE COMPARTEN EL CARISMA

DE LA MADRE CÁNDIDA…

Ayúdanos a mantenernos con las lámparas

encendidas para que secundemos la acción

del Espíritu. Muéstranos al Padre y a Cristo vivo

en todos los hermanos, especialmente

en los que más sufren… y buscan en

esperanza la paz y el consuelo que viene de Ti,

a través de nosotros. Amén.

0
0
0
s2sdefault