El pasado 27 de diciembre en la Provincia de España-Italia hemos comenzado la Congregación Provincial. Como es habitual,  la precede un día de retiro en el que nos hemos puesto en las manos de Dios, para pedirle estar abiertas al Espíritu. El Retiro estuvo dirigido por el jesuita Patxi Álvarez de los Mozos, que nos acompañó durante la jornada.

El día 28 era el primer día oficial de Congregación y el día en que se eligieron los oficios.

 

El trabajo ha estado entre el Aula y los grupos, pasando por la reflexión personal y la oración. La eucaristía diaria, juntas, era el momento especial del día. Así se iba haciendo el camino de discernimiento que terminaba en las votaciones de textos para hacer llegar a la Congregación General y las electoras.

   

  

El día 31 de diciembre fue un día especial. Amaneció el último día del año con la típica niebla castellana. Aunque terminamos a la misma hora de siempre, la oración de recogida del día fue compartida con la comunidad de las hermanas que nos acogen en Salamanca. Al ser fin de año, también pudimos compartir la cena y la tradición española de tomar las uvas de Nochevieja. Después tuvimos una velada nocturna llena de bailes, disfraces y risas, que nos ayudaron a descansar del trabajo intenso de tantos días. Y con todo esto, ¡nos dio la madrugada!

A pesar de habernos acostado un poco más tarde, el día de Año Nuevo no paró el trabajo. Fue un día intenso de votaciones y de preparación para la elección de las hermanas que nos van a representar en la Congregación General de Roma.  Vamos viendo el final de nuestra reunión, pero aún quedan cosas por hacer.

 

Puedes leer todo lo que ha ocurrido hasta ahora en la Congregación Provincial de España-Italia en este enlace

0
0
0
s2sdefault