El pasado día 3 de enero finalizamos nuestra Congregación Provincial. Han sido unos días de duro trabajo en los que hemos sentido de manera muy intensa el deseo de volver a nuestras raíces carismáticas para responder a los grandes desafíos de nuestro mundo.

Nos hemos sabido realmente acompañadas por toda la Provincia: hermanas, trabajadores, laicos, compañeros y amigos que nos habéis hecho llegar vuestras oraciones y cariño.

La tecnología, a través de las Redes, y otros elementos nos ha permitido vivir muy en sintonía este acontecimiento y queremos agradecer tanto trabajo escondido que ha hecho posible este resultado. Desde el otro lado iban y venían las noticias en un clima de familia, no exento de seria profesionalidad, que ha facilitado mucho la tarea.

Así ha clausurado Mª Carmen Martín, nuestra superiora provincial:

Nuestra esperanza es que Dios no nos deja. Que vivamos en comunión, en fraternidad, que el deseo siga adelante y se expanda más y más cada día; y, con agradecimiento a todas vosotras, doy por clausurada esta Congregación Provincial”.

Ahora comenzamos el camino directo a la Congregación General de Roma. Seguimos acompañándonos en este importante proceso que busca procurar que la entera Congregación permanezca en su buen ser, conforme al Instituto, a la vez que acomodarse a lo que piden las diversas circunstancias de tiempos y lugares.

Puedes ver las fotografías haciendo click aquí

 

EQUIPO DE INFORMACIÓN

0
0
0
s2sdefault