C:Usersi7DocumentsFOTOS EE Y ENCUENTRO HERMANASDSC_0510.JPG

Inesita Ortiz de Correa, es una persona muy querida en la Comunidad educativa del Reina de la Paz, quien ha estado vinculada al Colegio, desde su fundación casi hasta hoy.

Ella nos compartía, en la Eucaristía de cierre de la linda experiencia de los Ejercicios con las y los educadores a la que fue especialmente invitada, sobre esa historia de amor fiel que comenzó hace 50 años… motivada por la espiritualidad ignaciana que circulaba en su familia, pues tiene dos hermanos jesuitas.

Fue de las primeras familias en matricular, en la primera sede del Colegio en la Carrera 28 con Calle 44 esquina de Bucaramanga – hoy un edificio-  a sus dos primeras hijas: María Clara y Claudia Inés.  Luego, matricularon a María Mercedes y finalmente a María Lucía, la hija menor de los 8 hijos de la familia, formada con Rafael Correa.

Como familia, fueron unas personas muy colaboradoras e incondicionales con el Colegio. En un momento de esta historia, fueron los presidentes de la Junta de Padres de Familia. Inesita hizo sus estudios de Filosofía y Catequesis, después de tener sus 8 tesoros, en la Universidad de Santo Tomas. Desde su práctica se quedó en el Colegio Reina de la Paz como educadora de Filosofía y Catequesis.

Es muy grato escuchar de tantas egresadas la huella que Inesita dejó en sus vidas, con su testimonio de vida, su experiencia de Dios y el modo de ayudarles a interiorizar en sus vidas.  Tanto que una egresada, no se cansa de expresar que, si hoy se dedica a la educación y en el estilo por el que ha optado, fue por la huella positiva que quedó en su corazón al contacto con esta mujer maravillosa.

Su hija Ma. Clara, la mayor, trajo al colegio a sus hijas mellizas desde el pre-escolar hasta que se graduaron:  Ana María y María José Duque. De modo que, de estos 50 años, permanecen vinculados como familia CORREA – ORTIZ casi que 40 años. Y Ma. Lucía fue de las primeras estudiantes que participó de la experiencia CCI en Japón, gestada por nuestra Hna. Ma. del Pilar Martínez. Tanto la impactó el contacto con esta cultura que, hoy vive en Japón, está casada con japonés, tiene hijito japonés y es profesora en una Universidad del Japón.          

GRACIAS INESITA Y FAMILIA CORREA ORTIZ

0
0
0
s2sdefault