El sábado 2 de febrero en Córdoba (Argentina) en la Capilla del Colegio Mater Purissima hemos tenido la misa donde profesamos los Primeros Votos, confirmando formalmente nuestro sí a Jesús en la Congregación de las Hijas de Jesús.

La eucaristía inició a las 19:30 y fue presidida por Marcelo Amaro sj y concelebrada por Juan Carlos Juárez sj, maestro de novicios jesuitas y los sacerdotes de la parroquia Santa María Reina de la Paz, en la que participamos: P. Hugo y P. Santiago. Juan Carlos nos ha acompañado en distintos momentos y experiencias de formación de esta etapa, le agradecemos profundamente su cariño y apoyo durante nuestra formación en Argentina.

Vivimos este momento especial junto a la provincial de América Andina, Marlene Serrano, nuestras hermanas de comunidad y otras que se han hecho presentes para este evento. La madre y la tía de Celina, la comunidad del Mater Purissima, algunos compañeros del apostolado de los sábados, del centro Manresa y familias de los barrios “Ciudad mi Esperanza” y “Nuestro Hogar 3”, amigos que representan a las comunidades parroquiales de Santa María de la Paz y Santa Inés, y otros religiosas y sacerdotes con quienes hemos compartido la vida y la formación en este tiempo de Noviciado.  El ministerio de la música estuvo a cargo del Coro de Manresa (Centro de Espiritualidad Ignaciana para jóvenes universitarios) quienes desde un principio no dudaron en ofrecerse para este servicio regalándonos su arte con sencillez y mucha alegría.

Las Hijas de Jesús de otros países y provincias nos han manifestado su cariño y cercanía, a quienes le agradecemos por hacernos experimentar la unión de ánimos, que es savia de nuestro carisma. Les agradecemos por ser parte de este día y en este tiempo de formación acompañándonos y dándonos ánimo con sus oraciones.

Nos sentimos felices de pertenecer a esta familia carismática de la Madre Cándida, contamos con su gracia, bajo el amparo de María, deseando llevar a Jesús y ser capaces de reconocerlo en el camino, y allí donde nos envíen: ser causa de su amor y alegría.

Acompañadas y fortalecidas con su oración.

Celina y Crystal

 

  Noviciado Internacional Madre Cándida

         

0
0
0
s2sdefault