Como cada mañana comenzamos a las 7,30 h. con la eucaristía presidida por Osvaldo Vivar Martínez, O. de M. A las 8,45h. la comisión de liturgia de hoy nos invitaba a invocar al Espíritu Creador, fecundador de vida, que empuja la historia hacia la libertad para que nos ayude a mirar la realidad.

La CPO dejaba ayer de funcionar como equipo y hemos entrado en otra fase en la que es la CEC (Comisión para el estado de la Congregación) la que conduce el proceso. Se nos ha presentado el trabajo del día para acercarnos a conocer el estado de la Congregación, con una mirada a la realidad. Por ello nos hemos asomado a nuestro mundo y nos hemos visto a nosotras en ese mundo.

 

Para empezar hemos visto unos minutos del documental “Mañana” dirigido por Cyril Dion y Mélanie Laurent en el que se presenta un supuesto alarmista con sólida base científica: un estudio interdisciplinario publicado en 2012 por la revista Nature que vaticina una catástrofe planetaria, la desaparición de parte de la humanidad hacia el 2100 como resultado del combinado de la crisis económica, la ecológica y la social. A partir de ese supuesto, se realiza  una road movie global para ir a la búsqueda, por los cinco continentes, de las nuevas ideas y personas innovadoras que están cambiando la manera de hacer las cosas —en la agricultura, la economía, la energía, la política y la educación— y que pueden, por lo tanto, impedir la profecía apocalíptica.

Tras este punto de partida se nos ha presentado un documento de trabajo: “Nuestra mirada a nuestro mundo”, con un triple objetivo:

- acercarnos a la realidad con una mirada amplia

- preguntarnos cómo está la Congregación en este mundo

- compartir nuestras miradas y conversaciones sobre ellas

 

Y hemos tenido tiempo para el trabajo personal, y grupal. Los grupos han sido por continentes, en los que se ha tenido una reflexión muy rica que ha hecho que la puesta en común en la Asamblea haya sido muy profunda y tocando la vida.

Congregadas por el continente América

Congregadas por el continente Asia

Congregadas por el continente Europa

 

Hemos terminado el día dando gracias al Dios de la Vida porque sigue llamándonos a ser co-creadoras de la casa común, de una humanidad nueva y pidiéndole que nos aliente en esta tarea. Que todos nos sintamos invitados a vivir de manera transformadora.

 

ORACIÓN POR NUESTRA TIERRA



Dios omnipotente,
que estás presente en todo el universo
y en la más pequeña de tus criaturas,

Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza.
Inúndanos de paz,
para que vivamos como hermanos y hermanas sin dañar a nadie.

Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar
a los abandonados y olvidados de esta tierra que tanto valen a tus ojos.

Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo y no depredadores,
para que sembremos hermosura y no contaminación y destrucción.
 
Toca los corazones de los que buscan
sólo beneficios a costa de los pobres y de la tierra.
Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.

Gracias porque estás con nosotros todos los días.
Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

 

Puedes descargar el PDF con la crónica haciendo click aquí

 
0
0
0
s2sdefault