Solo han pasado cuatro días desde que se inició la CG, pero parecen muchos más. Ya se va caldeando el corazón y el ritmo se va haciendo intenso. Y ya se reconoce a las secretarias de los grupos de reflexión porque caminan por los pasillos bien pegadas a sus cuadernos…

 

Pero estamos aún en los inicios. Continuamos  en la primera fase de la CG. Esta mañana nos recordábamos que el oficio de la Comisión para el estado de la congregación (CEC) es elaborar una relación sobre el estado de la Congregaciónseñalando en ella los aspectos positivos y negativos que dicha Comisión juzgue importantes y que convenga impulsar o mejorar en la vida de la Congregación. (RGC 59).

 

 

 

 Así mismo leíamos en RCG 61 que dicha relación tiene un doble objetivo:

- orientar en la elección de la Superiora General

- señalar los puntos que requieran especial interés al tratar los asuntos

 

¿Cómo se elabora este documento? Según la normativa, después de un tiempo de estudio y reflexión personal, las congregadas nos hemos reunido en grupos para compartir las observaciones y dialogar sobre ellas para llegar a consenso y presentarlas a la Relación sobre el estado de la Congregación (REC). Así, nos hemos preguntado qué aspectos vemos que necesitan impulso, ayuda, defensa o remedio y que deben constar en la REC.

A continuación, hemos ido a los grupos, que se han formado tratando de que esté representada la diversidad congregacional y cuyo tamaño posibilite el compartir.

 

 

Parte del trabajo de la tarde ha sido la lectura de informes económicos, tarea algo más ardua pero necesaria. Y a las 18,00h. asamblea para compartir lo trabajado en el día.

     

 

Vamos tocando la Congregación, vamos adentrándonos en el Cuerpo, vamos conociéndonos poco a poco entre nosotras y vamos caminando con el impulso que recibimos de las Hijas de Jesús y laicos y laicas que nos acompañáis. Gracias porque vamos sintiendo el aliento de Dios a través de la realidad y de cada uno.

 

0
0
0
s2sdefault