Lo prometido es deuda. Nos hemos dedicado a descansar. Aquí os dejamos unas evidencias… Hemos disfrutado, descansado, paseado y cargado pilas para la semana que llega, pues estará cargada de intensidad.

De hecho, en los siguientes días no habrá comunicación porque a partir de mañana lunes entraremos en un proceso de discernimiento para la elección de la superiora General y sus Consejeras.

Una vez más os agradecemos que nos acompañéis con vuestra oración para que podamos escuchar al Espíritu y elijamos a quien mejor pueda animar la Congregación en los próximos años, para bien del Reino.

0
0
0
s2sdefault