¿Cómo definir estos días?  ¿Cómo poder expresar lo que estamos viviendo en la CG? Quizás puedan valer estas dos palabras: proceso y búsqueda. Un proceso que se va haciendo suavemente y una búsqueda conjunta a través de los grupos de reflexión y la asamblea. En este proceso y búsqueda están muy presentes las heridas actuales de nuestro mundo y las voces llegadas a la CG a través de todas las Hijas de Jesús y los laicos. Como es proceso y búsqueda no sabemos a dónde nos llevará, solo caminamos con la certeza de que Él nos conduce.  

Y precisamente ayer terminamos el día con la eucaristía, acompañadas por José Magadia, jesuita filipino que nos dirigió estas palabras: “El desafío del evangelio es ir más allá de nuestros deseos, planes y esperanzas. Sí, vamos a planificar, vamos a desear, vamos a organizar… pero al final del día se nos pide primeramente que escuchemos la voz del Buen Pastor y la sigamos. Esto requiere un acto de equilibrio, y vivir tensiones constantemente”.

Pues eso. Escucha. Proceso. Búsqueda. Él nos conduce…

Y también podemos expresar lo que estamos viviendo con otras palabras como comunión, compartir, disfrutar… y descansar. Hoy hemos tenido el día libre y por la tarde algunas hemos podido ir a la curia de los jesuitas donde hemos disfrutado de la belleza de los mosaicos de Rupnik, jesuita eslovaco, gran artista capaz de emocionar a través de sus mosaicos. Pura belleza, teología y fe.

Siempre tenemos motivos para dar gracias a Dios. Y seguimos diciendo aquello de: “Y vio Dios que era bueno”.

Descarga la noticia en PDF

0
0
0
s2sdefault