Domingo. Día libre. De descanso. De paseo. De oración tranquila. De turismo. De relectura de la semana. Y de celebración.

Por la tarde hemos tenido la suerte de celebrar la eucaristía con Arturo Sosa sj, General de la Compañía de Jesús. Al hilo de la primera lectura, de los Hechos de los apóstoles, en la que se dice que Pablo y Bernabé volvieron “animando a los discípulos y exhortándolos a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios”, nos ha comentado la importancia, cuando se está en una misión de gobierno, de las visitas: la importancia de animar a los hermanos en la fe; lo que se aprende de los lugares y personas que se visita, con la riqueza y variedad que hay; lo animado que se vuelve de los lugares; la oportunidad que los hermanos tienen de encontrarse entre ellos…

Y ha resaltado de la lectura del Apocalipsis la frase final: “Todo lo hago nuevo”. Nos ha invitado a pedir, en esta etapa final de la CG, que el Señor nos regale la convicción profunda de que Él todo lo ha hecho nuevo, en esta Pascua, en el Paso del Señor.

Pues con esa convicción y deseo comenzamos una nueva semana, en la que esperamos seguir atentas al Espíritu, dejarnos conducir por Él y distinguir entre diferentes voces, la suya, porque solo la suya hace nuevas todas las cosas. Seguimos contando con vuestras oraciones, con vuestro ánimo y con vuestro apoyo. Gracias.

Descarga la noticia en PDF

0
0
0
s2sdefault