El pasado sábado 26 de octubre se celebraron las XVII Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas (ATE). La asamblea anual de socias sirvió como instancia para nombrar a nuestra hermana Belén Brezmes Alonso como nueva vocal de la Junta, reemplazando a Ana Unzurrunzaga. En esta entrevista Belén nos cuenta el trabajo de la asociación, lo que supone para ella este nuevo desafío y los proyectos de la Junta.

Puedes ver la noticia del nombramiento AQUÍ

¿En qué consiste el trabajo de la asociación?

La Asociación de Teólogas Españolas (ATE) está formada por un grupo de mujeres cristianas, académicamente acreditadas, y que se dedican a estudiar, crear pensamiento y difundir la teología en perspectiva de la mujer.

La teología, desde sus orígenes hasta nuestros días, prácticamente, ha sido pensada y transmitida desde la perspectiva del género masculino convertida en norma de lo humano, por eso, es necesaria, también, la reflexión teológica realizada desde la perspectiva de las mujeres y su experiencia reflexionada desde la interrelación y la interdisciplinariedad.

Nuestro fin es visibilizar a las mujeres cristianas, tratar temas de género y fomentar la investigación y las publicaciones hechas por mujeres teólogas.

 

Puntos de trabajo

Trabajos de investigación teológica, artículos y publicaciones de las distintas socias. Tenemos nuestra propia colección Aletheia editorial Verbo Divino. También realizamos seminarios de investigación y conferencias. Participamos en la vida de la Iglesia y de la sociedad con nuestros compromisos y nuestras reflexiones. Aportamos experiencia y conocimiento sobre ciertos temas como cristianas comprometidas.

¿Qué supone para ti este nombramiento?

En la última asamblea de ATE celebrada en Madrid el último fin de semana de octubre, mis compañeras me eligieron por unanimidad. Estoy muy agradecida pues han puesto su confianza en mí para pertenecer a la Junta. Formo parte de la asociación desde 2006 y siempre me ha parecido un espacio de profundización teológica serio, profundo, que abre horizontes mayores para entender la humanidad, y la Iglesia en ella, de una forma nueva. Mi admiración por todo ese quehacer teológico me impulsó a seguir profundizando en este dar razón de nuestra fe y esta fe de mujer o, mejor dicho, de mujeres.

Estoy profundizando la acogida divina de Juana Josefa Cipitria y Barriola, Cándida María de Jesús desde esta perspectiva. Acogida divina en el Rosarillo que la llevó a gestar la Congregación de las Hijas de Jesús y con ello regaló el carisma, que se le había concedido, a la Iglesia. Nuevos tiempos, nuevos lenguajes teológicos iluminan de forma nueva esta experiencia y tiene mucho que decir a las mujeres del siglo XXI y a esta nueva humanidad que va madurando.

Esta posibilidad de pertenecer a la Junta ATE es una oportunidad que me va a ayudar e impulsar este estudio. En lo que pueda aportaré mi granito de arena. Entro en esta Junta con admiración y respeto como vocal de la misma.

¿Qué proyectos tiene la Junta?

Organizar las jornadas anuales de la Asociación de Teólogas Españolas donde compartimos a través de distintas conferencias la reflexión teológica feminista. La última se celebró en Madrid los días 26 y 27 de octubre, con el tema:

 

Puedes visitar las reflexiones teológicas de la asociación en: www.asociaciondeteologas.org

0
0
0
s2sdefault