Hace un año que celebrábamos la Congregación General XVIII. El fruto de ese mes largo de trabajo, oración y discernimiento fue la Determinación, para las Hijas de Jesús, y seis Llamadas en la acción apostólica, para todos los que formamos parte de la Familia Madre Cándida.

En su circular nº 4, Graciela Francovig, nuestra Superiora General, nos decía:

"Como gobierno general, en el discernimiento hecho para nuestra planificación, hemos considerado oportuno hacer un proceso de reflexión y oración de la Determinación. Creemos que tiene una riqueza que debemos `desentrañar´ para sacar el mayor provecho posible y alentar una conversión de vida que será el fruto de este proceso". 

Es una invitación a cada Hija de Jesús y a cada comunidad.

"La Congregación se encuentra en el fecundo proceso de asimilar los frutos del discernimiento de la CG XVIII, Determinación y Llamadas en la acción apostólica. Esta carta tiene el propósito de invitar a cada Provincia, Comunidad, Obra, presencia apostólica e Hija de Jesús a volver a considerar, a modo de repetición ignaciana, el don recibido a través de la CG XVIII. Invito a las Superioras a promover espacios de oración, intercambio y discernimiento a partir de las sugerencias ofrecidas".

Este itinerario se inició en noviembre de 2019 y está previsto que finalice el 8 de diciembre de 2021, fecha en la que celebraremos los 150 años de la fundación de la Congregación.

"Esta puede ser una buena forma de prepararnos para esta fiesta de acción de gracias, de comprometernos con nuestro mundo y de revitalizar en nosotras la savia carismática que heredamos de nuestra Madre Fundadora.

Queremos orientar un camino... Tiene el objetivo de motivar una lectura y facilitar un proceso. Deseamos, a través de la misma, posibilitar que el Espíritu vaya trabajando en nuestros corazones, que Él configure ese nuevo rostro de Hija de Jesús, ese nuevo estilo de comunidad, esa nueva forma de ser de la Hija de Jesús que hoy necesita nuestro mundo. Deseamos que esta interiorización nos lleve a una verdadera conversión personal e institucional".

El plan previsto para profundizar la Determinación consta de cinco momentos. Cada uno tiene sus fichas de trabajo para orientar la oración y el proceso de discernimiento. Puedes acceder a ellas clicando en cada bloque.

El número 18 de la Determinación nos dice: "La vivencia de la verdadera pobreza evangélica es un proceso que requiere discernimiento. El Espíritu Santo nos ayudará a ser fieles a la tradición, inspirándonos...". Este plan y las fichas propuestas son una ayuda para escuchar a este Espíritu que nos habla. Vayamos más allá de la reflexión, no nos quedemos en el trabajo intelectual. Dejémonos cuestionar por la lectura de nuestros documentos, la oración y el discernimiento de las mociones que se vayan despertando en las hermanas y en nosotras. Aunque, como dice Graciela en su carta,

"Lo único que no podemos hacer es `no hacer esta profundización´. Todo lo demás queda a las posibilidades de cada contexto, a los criterios establecidos por cada Superiora provincial y local".

La comunidad de Cataluña, de la Provincia de España-Italia, comparte su experiencia de la primera parte del plan. Lee AQUÍ lo que nos cuentan.

0
0
0
s2sdefault