AGRADECIMIENTO POR LA RESPUESTA A LA PROPUESTA de PJV “Se buscan personas apasionadas y llamadas por Dios a caminar con los jóvenes”. Gracias y SÍ.

El pasado 25 de marzo, día del Sí de María, terminábamos de recibir los “Síes” a la propuesta lanzada a toda la Familia Madre Cándida para responder a la llamada de la CGXVIII de “Caminar con los jóvenes”. Ahora estamos en plena celebración de la Pascua, de la Alegría por el Sí de Dios a la Vida en toda circunstancia, por Amor. Por eso nos sale del corazón dar gracias a Dios y daros las gracias, por vuestra participación, por tanta oración, entusiasmo y disponibilidad en vuestras respuestas.

Este “movimiento” nos expresa lo que hemos experimentado al recibir vuestras respuestas a la propuesta de PJV: “Se buscan personas apasionadas y llamadas por Dios a caminar con los jóvenes”. Lo que nos ha brotado es gratitud y asombro.

Gratitud porque somos testigos de que esto “Dios lo quiere”; que hay fuego, el Espíritu nos está moviendo, impulsando, convocando… “¿No lo notáis?”

Gratitud por vuestra respuesta, ilusionada e ilusionante, comprometida y generosa. Somos más de doscientas personas de la Familia Madre Cándida; jóvenes y adultos; Hijas de Jesús y laic@s, las que nos sentimos “Apasionadas y llamadas a caminar con los jóvenes”. Puede que tú seas una de esas personas. ¡Gracias!

Gratitud por el universalismo. Gracias a Dios, y a todas aquellas Hijas de Jesús y laicos que lo habéis impulsado, tenemos respuestas de TODOS los países en los que estamos en el mundo. ¿No es para emocionarse? ¡Gracias!

Gratitud por la sinodalidad. Es precioso, sin haber puesto condición alguna… las respuestas han sido más o menos en esta proporción: la mitad jóvenes y la otra mitad adultos; de los adultos, la mitad Hijas de Jesús y la otra mitad laic@s. Vamos a caminar juntos, ¡claro que sí!

Y asombro al hacernos testigos de cómo es nuestra relación con Dios y nuestro compromiso en su misión, como un gran corazón, que bombea pasión porque cada persona se encuentre con Dios, cercanía con quienes más lo necesitan y Vida para todos.

Asombro al “escuchar-leer” nuestros sueños para la Pastoral Juvenil Vocacional de la Familia Madre Cándida en el mundo. Nos sólo nos abren a un horizonte muy, muy amplio, novedoso, integrador… sino que también nos comprometen a todos a caminar juntos.

Y asombro sobrecogedor para acoger todo esto en nuestro interior y dejar que sea el Señor el que nos diga el siguiente paso a dar. Queremos que también estos nuevos pasos en la PJV los vivamos desde la escucha, el discernimiento en común, en camino sinodal, desde la experiencia de “asombro transformador” para hacer, cada uno y todos, sólo y todo lo que Dios quiera en nuestro caminar con los jóvenes.

Teresa Li y Mª Carmen Jiménez, Hijas de Jesús -Roma-

0
0
0
s2sdefault