Encuentro Internacional de Hijas de Jesús en Formación inicial:

"…invitadas y responsables de un nuevo estreno…".

El 4 de septiembre, según la programación prevista para este tiempo de celebración de los 150 años de la fundación de la Congregación, tuvo lugar el encuentro con las Hijas de Jesús en formación inicial.

Ha sido un momento único, muy preparado y esperado por todas. Felicidad, alegría, agradecimiento… El Universalismo, rasgo y sueño de la Madre Cándida, ha estado muy presente y se ha expresado en los diversos rostros, lenguas, culturas, sensibilidades... ¡Cuánta diversidad! Sin duda que el mundo es muy pequeño. Tuvimos tres momentos.

PRIMER MOMENTO: Saludo y la llamada vocacional.

Fuimos poco a poco ingresando en la "sala"… Nos fuimos encontrando y poniendo rostro. Allí estaban Gobierno general, formadoras y formandas. Reinaba un clima de mucha alegría y entusiasmo.

Graciela Francovig, nuestra Superiora general, y Sonia Regina, Consejera general encargada del ámbito de la Formación, nos dirigieron las palabras de bienvenida. Luego continúo Leoly Quitorio, Maestra de Junioras de Oriente. Después nos fuimos saludando y presentando. 

A continuación, Melba Neris, Encargada de Postulantes, guiaba un momento de oración. Fue un tiempo para reconocer y agradecer delante de Dios la vocación recibida. Un canto, una Palabra del Evangelio y una carta de la Madre Cándida.

"Jesús te seguiré… en tu nombre echaré las redes".  ¿Cuál es la Palabra de Dios para mi hoy?

Subió a una de las barcas; la alejó de la gente; salió de la orilla; comenzó a enseñar a la gente; la parte honda; echen allí sus redes; hemos estado trabajando toda la noche; ya que tú lo mandas voy a echar las redes; las redes se rompían; soy un pecador; estaban asustados; no tengan miedo; desde ahora vas a pescar hombres; lo dejaron todo y se fueron con Jesús; que esta Palabra se haga Palabra de Dios para mi hoy...

 

¿Qué palabra nos dirige la Madre Cándida hoy a las formandas? 

La formación es tiempo propicio para conocer a Jesús, aprender a orar, conocer la Congregación y dejarse conocer por la Congregación.

En el tiempo de la formación inicial vamos sintiendo y confirmando que el carisma de la Madre Cándida es don que se regala en nuestra vida-experiencia y nos vamos preguntando y confirmando si este es el camino en el que nosotras y Dios nos sueña. Aquí vamos aprendiendo lo que significa ser verdadera Hija de Jesús, vivir la filiación y la fraternidad, teniéndolo a Él como Padre y viviendo como hermanas allí donde seamos enviadas.

SEGUNDO MOMENTO: Reflexión en grupos.

Francisca María (Chica), Maestra de Novicias, nos introdujo el momento de compartir en grupo a partir de estas dos preguntas: 

- ¿Qué suscita en mí el carisma de la Madre Cándida en esta Iglesia y mundo universal?

- ¿Cómo puede seguir vivo el carisma hoy?  ¿Cómo promocionarlo?  

 

 

TERCER MOMENTO: Palabras de Graciela y recogida del encuentro.

De nuevo en la "sala", la Madre general nos fue ayudando a hacer un recorrido por documentos e invitaciones sobre el carisma, la Congregación y la Iglesia.

Nos habló de la Congregación, nos recordó que estamos en el inicio de la formación de la Hija de Jesús, y vamos a estar en formación toda la vida. Nuestra vocación es parecernos a Jesús; que Él sea centro de nuestros afectos, relaciones y decisiones. Ahí está el proceso. Nos dijo también:

Fuimos invitadas por el Señor a seguirlo en esta forma de vida en la Iglesia, la de ser Hijas de Jesús, verdaderas Hijas de Jesús… Me siento agradecida y contenta por cada una de ustedes. Le pido a Él y a la Congregación que las ayudemos a progresar en su vocación

El carisma de la Madre Cándida es un don. La filiación, nuestro sello en la Iglesia. Como Hijas de Jesús, es el ser Hija en el Hijo, con el Hijo, como el Hijo. Jesús es nuestra referencia para todo. La Madre Cándida se ha destacado por su fe y su confianza en Dios porque era su Padre y de Él lo esperaba todo.

Ha sido una alegría encontrarnos, ver nuestros rostros y escuchar nuestras experiencias de vida. Recibimos una nueva invitación a caminar con Jesús como verdaderas hijas suyas.

Gracias a todas las que habéis hecho posible este encuentro.

Celina García, Juniora de primera etapa. Argentina.

Desde España, Esther Sanz también comparte su experiencia del encuentro.

0
0
0
s2sdefault