En su carta nº 21 a todas las Hijas de Jesús, nuestra Superiora general compartía algunas resonancias del mensaje del Papa del domingo 14 de noviembre, con motivo de la V Jornada Mundial de los Pobres, "nacida como fruto del Jubileo de la Misericordia".

El Papa nos dice en su mensaje: “Jesús les recuerda que el primer pobre es Él, el más pobre entre los pobres, de las personas solas, discriminadas y abandonadas…”.

Consideraba, dice Graciela, la invitación de nuestra Determinación: Seguir de cerca a Jesucristo que eligió para sí la pobreza. A este Jesús, el más pobre entre los pobres, nosotras deseamos seguir y parecernos a Él. Convertirnos en sus discípulas implica la opción de no acumular tesoros en la tierra, requiere la disponibilidad para liberarse de todo vínculo que impida alcanzar la verdadera felicidad y reconocer lo que es verdadero.

El clamor de los pobres nos ha de cuestionar a nivel mundial de muchas maneras, porque esto llega a nuestras casas cada vez más. Si la pobreza era una realidad en nuestro mundo, con la pandemia, esta realidad se hizo más aguda y más profunda. Se multiplicaron las causas y aumentaron las condiciones que dejan a las personas en la pobreza, a veces extrema, esa que no ayuda al ser humano a crecer y a vivir en la dignidad de hijo de Dios. El Espíritu es el mismo y nos va conduciendo como Iglesia, como VR, como humanidad1

En el Ángelus de ese día el Papa Francisco también nos recordó que se abre la inscripción para la Plataforma Laudato Si', que promueve la ecología integral. Conoce más de ella e inscribe a tu comunidad, familia, parroquia, grupo,... Porque hoy el camino se hace juntos. ¿Te atreves?

 

 

1  V Jornada Mundial de los pobres, n 1 y 4

0
0
0
s2sdefault