En mayo de 2019 concluía la Congregación General XVIII (CG XVIII) y nos dejaba una única Determinación: "Seguir de cerca a Jesucristo, que eligió para sí la pobreza".

"La CG XVIII, al darnos esta Determinación, quiere expresar los deseos auténticos de mantener el Cuerpo en su buen ser y de adecuarlo a lo que piden las actuales circunstancias del mundo". (Det. CG XVIII nº 2) ¿Para qué? Para manifestar, con mayor claridad, la bondad de Dios que hemos experimentado.

En estos dos años hemos profundizado la Determinación desde cinco claves: la Determinación nos conduce a las Constituciones, a la luz de la Palabra de Dios, desde la perspectiva de la Laudato Si',  iluminada por la espiritualidad ignaciana y desde los escritos de la M. Fundadora y el P. Herranz. Y hemos celebrado con gozo un Año Jubilar por los 150 años de vida de la Congregación.

Las Hijas de Jesús tenemos la Determinación en nuestras manos y muchos laicos habéis tenido la oportunidad de leerla. Hoy la compartimos en frases que iremos sacando en Twitter y Facebook a lo largo de este mes en el que la Iglesia celebra el día de la Vida Consagrada (2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor).

Esta publicación quiere ser agradecimiento y memoria de la CG XVIII, a la vez que impulso para que siga animando nuestra vida y misión en lo que queda de sexenio.


 

 

0
0
0
s2sdefault