Ha pasado más de un año desde que llegué a Japón. Ninguna universidad me había enseñado a comenzar una nueva vida desde cero. Fue una decisión difícil de ir a un nuevo lugar, donde no soy nadie, no conoces a nadie y no sabes ninguna palabra, excepto "arigatou" (¡gracias!). Dejar a mis seres queridos era difícil, además, el sentimiento de incertidumbre con mi futuro en una tierra extranjera.
Llegué en la primavera del 2015. Por cierto, aprendí la palabra "wakaranai" (significa que no entiendo) simplemente porque es mi respuesta a las personas que me hablan en japonés. Era muy difícil hablar con alguien, más aún, al comprar comida por primera vez. No podía leer ninguna etiqueta así que terminé con el estómago gruñendo. Me perdí también cuando un conocido jamaicano (asistente de profesor de idiomas) me ofreció un paseo y me dejó en medio de la nada.
Muchos cambios llegaron a mi vida, incluyendo los sentimientos inesperados de frustración, impotencia y decepción debido a los ajustes. Era como una niña que estaba empezando a aprender cosas nuevas y disfrutar de nuevas experiencias, totalmente diferentes de mi anterior estilo de vida.
Parte de "mi afronta" fue hacer algo que me interesa: la fotografía, caminar por el lago Shinji y lo mejor de todo, orar. Un día, caminé alrededor del lago, saqué algunas fotos de los lugares que me impactaron, sobre todo la puesta de sol que siempre me recuerda de Dios.
Mientras estaba sentada en un banco, la Palabra de Dios resonó a través de una canción (del álbum "I Am Ever with You" [Estoy siempre contigo], compuesta por el P. Arnel Aquino, SJ). El fragmento de la canción va así...
No dejéis que vuestros corazones se molesten
No os quedéis asustados
Realmente soy yo a quien ves
Te ofrezco toda mi paz
He esperado por este momento
Para estar contigo de nuevo
En mi corazón permanecerás
En tu corazón me quedaré
Estoy contigo hasta el fin de tus días
Estoy contigo, ten fe
Que te sostengo incluso cuando me dejas
Y te amo, debes saber
Estoy aquí. Siempre estoy contigo.
Estoy más allá de toda angustia o muerte
He vuelto a la vida de nuevo
Cuando sientas que has sido vaciado
Y no puedes dar más
Sabe que soy tu aliento y lleno tu alma.
Dios me había hablado de muchas maneras: la puesta del sol, el lago, la gente, los árboles, las canciones, las fotos e incluso en mis situaciones difíciles. La oración se convirtió en mi mejor herramienta para superar todas las luchas. El Señor me alentó en cada palabra de la canción y cada foto que he sacado, obligándome a mantener mi FE ... Él está conmigo ... Él me sostiene ... Él me ama y Él es el aliento que puede llenar mi alma. Simplemente necesito confiar y creer en Su presencia amorosa. Estas palabras me dieron el coraje de seguir adelante con mi vida y aceptar todos los retos que me llegan hasta ahora. Y esto es lo que es la fe.
Me di cuenta de que el Señor me ha invitado a profundizar en mi fe a través de mis luchas y nuevas experiencias. Mi decisión de ir a Japón preparó el camino no sólo para entender mi fe, sino para vivirla. Porque vivir en fe no es sólo saber que Dios existe. En mi vida, Fe significa abrazar un compromiso que Él me confió y vivir más allá de sentimientos buenos y seguros. Es una decisión continua de ser fiel en mi "SÍ" al amor y servirle a través de la enseñanza en ShotokuGakuin, Japón.
Ahora, siento el amor de Dios a través de la amabilidad de mis estudiantes, co-maestros, superiores, amigos y las hermanas Hijas de Jesús que me apoyan y me enseñan de la mejor manera posible. Me considero bendecida por haber conocido a gente tan grande desde que llegué aquí, gente de que aprendí y con quien compartí experiencias - momentos memorables.
Todavía hay un montón de días oscuros, pero como dijo Santa Cándida: "Sola nada pero con Dios lo puedo todo". Sólo con Dios podemos hacer todo lo que parece imposible. Dios es nuestra única luz cuando los cielos están oscuros, y es el ancla en los mares agitados. Sólo recuerda esto ...
... Cuando estás en el dolor, sólo PUSH
... Cuando estás desempleado, sólo PUSH
... Cuando no tienes dinero, sólo PUSH
... Cuando tus calificaciones están fallando, sólo PUSH
... Cuando te enfrentas a situaciones difíciles, sólo PUSH
... Cuando estás infeliz con tu relación, sólo PUSH
Recuerde - PUSH ... PUSH ... PUSH significa ...
Pray Until Something Happens (Pide hasta que suceda algo)

Por Carmela Rey
Miembro de la Facultad Escuela Secundaria Shotoku
Matsue City, Shimane-ken

0
0
0
s2sdefault