-Todo sueño bueno es bendecido por Dios-

Primer Festival de Música Cristiana en Mal Abrigo celebrando los 18 años del Hogar Buen Samaritano, obra que nació en dicha ciudad, con su primera casa para rehabilitar jóvenes con adicciones. Desde sus inicios ha sido acompañado por el sacerdote Néstor Vera, quien junto a otros apostó y lo sigue haciendo por los jóvenes con problemas de adicciones. Hoy ya cuenta con 9 casas y se ha extendido a la diócesis de Rafaela. Varios músicos participaron del festival entre ellos: Refugio de Resistencia, Testigos de la luz de Mal Abrigo, un grupo del Buen Samaritano y Athenas Venica oriunda de estas tierras santafesinas.
El pasado domingo 13 se llevó a cabo el Primer festival de Música Cristiana en Mal Abrigo, una ciudad que dista a 120 km aproximadamente de Villa Ocampo. Participamos del encuentro como parroquia: el grupo de oración de la renovación carismática, otros grupos del mismo movimiento y la comunidad misionera “Compañeros de Jesús” junto a Patricia y Celina. Allí también nos unimos a los jóvenes de la otra comunidad misionera que acompañamos, “Manantiales” de Arroyo Ceibal, y también religios@s amigos.
El festival fue un tiempo de fiesta, bailes y cantos con la invitada de honor Athenas Venica, unidos todos como Iglesia. Durante su actuación hubo un tiempo de adoración, donde invitó al público a no ser meros espectadores sino involucrarnos, dedicando ese tiempo y espacio que nos congregaba  para orar juntos, escuchar a Dios y reconocer que nos dice a cada uno en este tiempo, rezando especialmente por la paz prendiendo una vela que nos había sido entregada entre el público, pasando uno en uno esa luz comprometiéndonos a ser instrumentos de paz. Los niños de la catequesis fueron los mensajeros de la paz acercando desde el escenario al público las velas con su luz, para compartirlas al pueblo, de fondo Athenas cantaba “Paz en la tierra”.
Otro de los hechos más significativos del festival fue la presencia de más de 100 jóvenes de la obra Hogar Buen Samaritano que se sumaban al resto de espectadores, haciéndose notar con sus aplausos y canciones. Queda demostrado en estos 18 años de historia del Hogar, que unido a la voluntad del joven y la fe, es posible la gracia de la rehabilitación. También ha sido una constante en estos 18 años las donaciones que se realizan por parte de la comunidad sustentado con ellas la obra. La entrada al evento era a colaboración del hogar.

Un fragmento de las palabras del sacerdote Néstor Vera:
Bendito sea Dios que la Iglesia da una oportunidad de rehabilitación y sanación a tantos jóvenes que luchan por querer salir. Los muchachos que ustedes escuchan están luchando y queriendo salir de esta realidad, de ese infierno que vive un muchacho que ha caído en las adicciones. De una manera especial agradecemos a toda la comunidad de Mal Abrigo.

Como nace el Hogar Buen Samaritano
Recuerdo en el tiempo que yo era párroco, cuando terminábamos las misas el día domingo, aquí no hace más de 20  años, nos juntábamos a tomar unos mates con los jóvenes. Una noche nos propusimos soñar con cosas lindas, cosas buenas que quisiéramos vivirlas, y soñamos con las acampadas, ya son 18 años que se celebran aquí en Mal Abrigo. Soñamos también con esta casa, que hoy 18 años después es una realidad.

Cómo surge el Primer Festival de Música Cristiana en Mal Abrigo
Una noche el grupo Génesis me invitó a compartir como nació esta obra del Buen Samaritano, les conté que nació de un sueño. Todo sueño bueno es bendecido por Dios, y ellos me decían que su sueño era que un día Atenas Venica viniera a cantar a nuestra parroquia. A lo que les decía que seguro Dios los va a bendecir porque es un sueño bueno.
Pasados unos días ya me avisaban que ese sueño se estaba cumpliendo porque Atenas les había dicho que sí, que quería venir a Mal Abrigo y este es el gran mensaje: todo sueño bueno que uno tiene Dios lo hace posible, lo bendice. Por eso muchachos este sueño de una familia nueva, este sueño de que podemos cambiar distintas realidades que sufren hoy nuestros jóvenes, nuestras familias, también Dios lo puede hacer posible. Los invito a que sigamos con fuerza, luchando para que nuevos sueños se hagan realidad en nuestras vías, muchas gracias a toda la región, Reconquista, Villa Ocampo, Calchaquí, Vera, muchas gracias a toda la diócesis, a los hermanos de Buenos Aires que han venido en esta mañana a compartir con nosotros, del Chaco, de Formosa, de Santa Fe, que han venido a compartir y celebrar juntos estos 18 años esta fiesta que Dios nos siga bendiciendo.
Finaliza sus palabras y se escucha una ovación de aplausos y cantito de los espectadores que estaban de cumpleaños, los jóvenes del Buen Samaritano: Ole ole ole Nesto Nestor!!!!

El sentir de los jóvenes que participaron:
“Emocionante ver a tantos chicos en proceso de rehabilitación de las adicciones, la fuerza de voluntad, la alegría, la fe que se les nota y como lo transmiten. Muestra que no todo está perdido para para los chicos/as adictas que vemos o encontramos en algunos lugares. Como grupo estuvo lindo porque compartimos casi todos una linda tarde diferente”. Jessica
“El poder sentirnos comunidad acá y donde vallamos, compartir la historia del Buen Samaritano en ese pequeño video, y la buena onda que le pusieron y que contagiaba, entregarnos a dios en el momento de oración y sobre todo los gestos con el prójimo, abrazos, no solo mientras duro el festival sino también después”. Florencia
“El momento de oración no lo esperábamos pero fue muy lindo a más de uno, y me incluyo, se nos escaparon las lágrimas. Fue el momento justo y preciso donde cada uno pudo realizar una reflexión profunda en un clima de paz”. Estefanía
“Fue lindo verlos a todos con la remera, compartiendo y bailando”. Evelyn
“Cómo joven escuchar a otra joven (…) ver ese amor que siente y transmite te alienta a “querer” hacer lo que nos hace feliz. No cualquier joven se anima a ese querer. En ella se ve esa felicidad. Incentiva a darle lo mejor a quien es nuestro Dios. Su música es un canal para un encuentro personal o en comunidad con el Señor. Hace que nuestro corazón crea, quiera alabar, quiera dorar y que Cristo reina como poder”. Pamela
Gracias Dios por hacernos testigos de la vida de esta obra del Hogar Buen Samaritano entre nosotros y la de cada uno de los jóvenes músicos, de toda la comunidad que acompaño tan llena de vida en Cristo Jesús.


0
0
0
s2sdefault