Entre los días 25 y 27 nos encontramos en Cochabamba las neo-perpetuas: Santuza Escalera, Carla Barrios fi, Nieves Pérez fi y Rommy Villarroel fi, de Bolivia y la juniora Patricia Yzary fi, de Argentina para tener unos días de formación y encuentro fraterno, también participaron la provincial de América Andina, Graciela Francovig fi, y la secretaria provincial, Teresa Ramírez fi.
El primer día nos ayudó con la reflexión Víctor Codina fi con el tema del Reino o Reinado de Dios que constituye el centro de la predicación y de la vida de Jesús. Reflexión que nos iluminó a profundizar:
• El reino de Dios como buena noticia de Jesús de Nazaret
• El reino es victoria del pecado y llamada a la conversión
• El reino de Dios es misericordia con los pecadores y marginados
• El reino de Dios es conflictivo
• El reino de Dios como utopía y gozo escatológico
• La iglesia semilla del reino
• María figura del reino y de la iglesia
• Compromiso con el Reino.   
Nos quedamos movidas con el estilo de Jesús Nazareno que eligió lo sencillo de la vida, lo fraterno, el sentido común, aquello que nos hace hermanas e hijas de un mismo Padre. Llamadas a estar con él, aprendiendo su estilo de hacer presente el reino de Dios; como lo hizo María en un constante aprendizaje  en espera y confianza.

El segundo día tuvimos la alegría de ser acompañadas por Dayse Agretti fi, con el tema de “Buscando el bien de los prójimos al estilo de Jesús en compasión y pobreza con otros, en salida”.
Comenzamos con la dinámica de mencionar los infiernos que vemos en nuestras realidades para comprender, que este mismo no tiene transcendencia, éste se da cuando el ser humano se distancia del amor de Dios y del ser humano. Comprendiendo que aunque nosotros nos distanciemos de Dios, él no nos deja solo, nos rescata descendiendo a éstos infiernos. En un segundo momento se nos invitó a seguir con la dinámica de los EE y percibir como el rey eternal nos da luz para comprender y entrar en la dinámica del Rey Eternal. Sabiendo “oír” teniendo en cuenta que  la capacidad de escuchar un llamado es la condición antropológica para poder ver y contemplar la vida del Rey Eterno. Este Rey Eterno se coloca delante, y nos dice: “conmigo” y “como yo” en intimidad y marcando un estilo particular. Luego de sentirnos llamadas desde nuestra singularidad, se nos condujo a rezar con el  número 98 de los EE, y con las palabras del padre Ulpiano sj que decía: "la vivencia de los votos nos sitúa en la dinámica de la respuesta a la gracia recibida, asi cobran un mayor sentido, deseo y promesa, supone deseo de entrega a Dios y de la entrega de Dios a nosotros; capacidad de hacerme responsable por el otro y el otro por mi, es promesa mutua". Para terminar el día contemplábamos y profundizábamos la Encarnación (101-109 EE) como la oblación de Dios, él se da así mismo. Nos hace vivir su vida asumiendo la nuestra.

El tercer y último día del encuentro lo tuvimos animados por nuestra Provincial quien recogiendo los dos días anteriores y nos llevó a reflexionar, la carta "Anunciad". Esta carta está dividida en tres grandes bloques:
• Hasta los confines de la tierra
• Iglesia en salida
• Fuera de la puerta
Luego de profundizar en la carta se nos invito a hacer una lectura orante de nuestras determinaciones y preguntarnos que sintonía tenia encontrábamos y por donde el sentíamos que el Espíritu nos conducía en los concreto de nuestras realidades y en el tiempo vital que cada una se encontraba.
Terminábamos todo el encuentro con un corazón muy agradecido, a Dios y a la Madre Cándida por la riqueza de nuestro carisma y espiritualidad. También agradecemos a las hermanas de la casa provincial que nos acogieron con tanto cariño y detalle, a cada una de las personas que nos animaron en la reflexión de cada día. Agradecemos al Dios de la vida, porque nos llamó y llama a colaborar con él en la construcción del Reino, pedimos que recen por nosotras para que en el día a día no seamos sordas a su llamada y si prontas y diligentes para hacer su voluntad.

0
0
0
s2sdefault