Los días 11 a 13 de enero se tuvo en Cochabamba la XXXV asamblea de la vida Religiosa boliviana. Como nos coincidía el primer día con el final de nuestra asamblea, participamos en ella algunas de nosotras: Antonieta Hernández FI, Ma. Angeles Iturrioz FI, Ana María Rodríguez FI y Teresa Ramírez FI los dos últimos días. Sentimos perdernos la rica experiencia vivida con la presencia del Cardenal Joao Braz de Aviz quien compartió sencillamente sobre el tema “Vida Religiosa hoy: Presente y futuro”. Se respiraba en el ambiente el buen sabor que había dejado entre las y los hermanos de ese compartir fraterno, sobre todo por su sencillez, transparencia y sentido evangélico de su vida.
El segundo día, después de la celebración de la Eucaristía, estuvo dedicado a recibir unas pinceladas sobre la realidad del país en sus luces y sombras en varios campos: político-social, educativo, religioso y las Nuevas generaciones de la Vida Religiosa y por supuesto, retos que nos planteaba a la vida Religiosa. En la tarde, tuvimos la presentación del caminar de las distintas seccionales de la CBR en Bolivia reconociendo los pasos de avance, las dificultades y compromisos para este año, según las distintas realidades de las seccionales. Para terminar el día, compartiendo con el típico “apthapi” de una de las culturas del país, en el que se pone un mantel en el suelo y en él las comidas típicas que cada congregación aportó. Realmente fue un momento festivo y de gozo fraterno que, una vez más, nos permitió constatar que cuando se comparte lo que se tiene y es todo se multiplica en abundancia y sobra.
Se aprovechó para felicitar con cariño y gratitud a Carlos Palmes sj quien hacía pocos días (el 8 de enero), había celebrado sus 90 años. Junto con Victor Codina sj -quien en la mañana nos presentaba la realidad eclesial- y Antonio Menacho sj son el trío jesuítico que siempre han venido apoyando fielmente a la CBR. Lo cual es verdaderamente de resaltar y agradecer.
El último día, tuvimos la presentación del Plan trienal, por el Provincial de los Jesuitas (primer vicepresidente de la Junta Directiva Nacional), P. Oswaldo Cerviches a partir del Horizonte de la CLAR 2016-2018, profundizando en el ícono y compromisos en los que la CBR ya viene encaminada.
Se finalizó con la celebración de la Eucaristía presidida por el Cardenal Joao Braz, quien en este viaje descubrió en su paso Bolivia que en su corazón había una lesión de tipo congénito que no sabía que tenía. Esto hizo que estuviera rodeado de cuidados que agradeció mucho. Realmente su presencia y sus palabras fueron muy animadoras e inspiradoras. Tuvimos la alegría de contar en ella con la participación de Ma. Inez Furtado, Clara Echarte, Graciela Francovig, siendo acogidas en ella con cariño. Les acompañaron también Carla Barrios, Nieves Pérez y Rommy Villarroel.L
Regresamos todas a casa y tuvimos un fraternal almuerzo con Ma. Inez y Clara y una rica sobremesa que fue toda una conversación espiritual de hermanas y que nos hizo gran bien a las HH que estábamos presentes en la Casa Provincial.


Se comparte la CARTA QUE UNA COMISIÓN ELABORÓ PARA EL PAPA FRANCISCO DE PARTE DE LA CBR y HACERLA LLEGAR EN MANO,
POR INTERMEDIO DEL CARDENAL JOAO BRAZ
Cochabamba, 13 de enero de 2017
Su Santidad
Papa Francisco
Ciudad del Vaticano

Muy querido Hermano Francisco:
Desde Bolivia, corazón de Latinoamérica, las Religiosas y los Religiosos de la CBR llegamos hasta nuestro Pastor con el filial saludo que se hace oración por su Pontificado, como expresión del cariño y comunión que sentimos como Iglesia.
Reunidos en el XXXV Encuentro Nacional de la CBR, bajo el Lema “Vida Religiosa Hoy: presente y futuro”, a través de la presente, le enviamos nuestro profundo sentido de gratitud por su paternidad hacia nosotros expresado en la presencia del Cardenal Joao Braz de Aviz entre nosotros, quien desde su cercanía, sencillez y profunda humanidad, ha tocado temas que hacen a la Vida Consagrada en su realidad actual, con una claridad y caridad que nos ha abierto un espectro de desafíos que nos mueven a Ser lo que estamos llamados a SER, “Testigos de una manera diversa de hacer, de actuar y de vivir, siendo signos elocuentes del Amor de Dios y Misioneros de la alegría del Evangelio”.
Desde lo compartido en estos días, queremos manifestarle con gozo y esperanza que como Vida Consagrada en Bolivia, tanto activa como contemplativa, sentimos que estamos creciendo en el ser Profecía con una presencia más al servicio de los pobres y marginados en una realidad social, política, económica y cultural, un tanto adversa a la Iglesia Católica, por la que atraviesa la realidad boliviana.
Ante esta realidad, nos animan los gestos proféticos de su ser de Pastor, su valentía para llevar adelante los cambios en su misión, que se hacen luz en nuestra vida cotidiana de consagrados y consagradas, por lo que le agradecemos profundamente su preocupación por nosotros y porque continuamente nos motiva a una vivencia más radical y coherente en el anuncio del Reino.
A tiempo de despedirnos y hacerle sentir nuestra cercanía y cariño, le hacemos llegar nuestra bendición, que siempre pide, y que hoy tenemos la oportunidad de hacerla efectiva; mientras le aseguramos nuestra oración, esperamos su paternal bendición.
Con cariño filial
CBR – BOLIVIA (Firmada por la Junta Directiva)

0
0
0
s2sdefault