Rostros, manos, pies,
delante, el futuro,
atrás, la historia,

Miradas fijas, perdidas, insidientes,
miradas silenciosas llenas de palabras.

Manos que sujetan una manta,
que se unen a otras para dar un paso,
que llevan la mochila, es toda su casa, su vida.

Pies que avanzan,
arrastrándose unos, aún ligeros otros,
buscando futuro,

Muchas son la procesiones vivientes a las que asistimos,
muchos los éxodos de los que participamos,
las caídas en el camino se traducen
en alambradas, en pateras, en cies hacinados,...

¿Seremos capaces de reconocer a los crucificados?
¿Descubrimos el rostro de Jesús hacia el calvario?
¡Cuántas verónicas, cuántos cirineos!
Más allá de las confesiones,
porque la Humanidad se compromete,
porque la Humanidad vivimos impasivos, indolentes,

Comprometidos con el presente,
apostando por el futuro,
dejándonos afectar,
¿podemos cuestionar la postura observadora?

Hoy es de noche para muchos,
hoy puede amanecer para algunos.
¿Dónde estoy en el camino?
¿Dónde mi oración, dónde mi grito?
¿Dónde mi silencio, dónde mi compromiso?

Por Ana Zubiri FI

Facebook de España-Italia

0
0
0
s2sdefault