“GRACIAS”, una palabra para expresar los miles de detalles de Cecilia Solís FI en el servicio de Ecónoma General y su presencia en la Casa generalicia durante 14 años. Agradecemos su vida, dedicación y disponibilidad en este servicio.
El domingo 13 de marzo, celebramos en la Eucaristía y con una cena fraterna, su vida y sus dones, sus años recorridos por el mundo y las tierras romanas, sus gestiones administrativas de toda índole, que siempre realizó con responsabilidad y cordialidad, buscando resolver cualquier situación. En la oración comunitaria, con ella miramos el pasado, el presente y el futuro, tres momentos en los cuales recordamos y agradecemos:
El pasado por lo que de ella hemos recibido a lo largo de estos años vividos en Roma, con total entrega, al servicio que la Congregación le confió.
El presente como una acción de gracias y petición para que el Señor la siga ayudando en este nuevo camino que emprenderá. Ante Él ponemos todas sus intenciones y acciones deseándole lo mejor y que la siga bendiciendo.
El futuro, que ella ya está disfrutando con tanta ilusión.

Que el Señor la siga iluminando y acompañando en cada momento de su vida.
Cecilia, ¡gracias por todo!

0
0
0
s2sdefault