TESTIMONIO DE UN PADRE

Como todos conocemos, la madrugada del pasado domingo 19 de marzo, las llamas aparecieron en un aula de nuestro querido colegio Santa María de la Paz “Jesuitinas” de Murcia.
El director, Antonio Grau, suspendió las clases dos días para evaluar la seguridad del edificio y proceder a las labores de limpieza.
Pero lo que él no sabía es que iba a liderar otro de los momentos que pasará a la historia de los más de sus casi 50 años de existencia de este emblemático colegio en nuestra Región con tantas y tantas generaciones que han pasado por sus aulas.
Todo ocurrió el lunes, cuando me acerqué como padre para ver si podía ayudar en algo y tuve el privilegio de presenciar algo que me emocionó.
La imagen era dantesca… hierros retorcidos, paredes cedidas, cristales por el suelo y la oscuridad del humo impregnado en todas las paredes. Pero entre toda esa oscuridad había una luz que brillaba sobre todo lo demás,… sobre lo material.
El Director me recibió con las manos y ropas llenas de hollín, con la calma propia de un capitán de barco en medio de una tormenta y con una sonrisa amable, reconfortante y tranquilizadora. Su primera frase fue, “ tus hijos volverán al colegio el miércoles, esto no nos va a frenar”.
A nuestro alrededor había multitud de personas con mascarillas trabajando en las labores de limpieza, sufriendo el hollín penetrante en los pulmones y con los rostros, ropas y manos también tiznados. Me costó un momento percatarme que tras esas mascaras se escondían Maestras, Maestros , personal administrativo, bedeles,… ¡todos a una! Defendiendo sus clases con pasión, cariño, ilusión…y todo con el propósito de recibir a sus 1200 alumnos como fuera.
Siempre he dicho que un problema siempre es una oportunidad, y este es un claro ejemplo. Ante un acontecimiento como éste nos habéis demostrado la solidez de un equipo unido, eficaz, motivado, con metas definidas… y lo más importante… defendiendo vuestros valores.
Maestros y Maestras, esos dos duros días nos demostró a todos lo importantes que sois para todos nosotros. Educáis a nuestros hijos con la misma fortaleza y tesón ante los obstáculos como esos días desprendíais. Educáis a nuestros hijos con la fortaleza de los valores de la mejor manera que se puede enseñar… con el ejemplo. En un instante me vi rodeado de trabajo, esfuerzo, liderazgo, lucha por una meta, solidaridad, confianza, ayuda, trabajo en equipo, positividad, alegría, compañerismo, pasión… valores personificados en vuestros actos. Eso, Maestros y Maestras, no viene en los libros, lo desprendéis vosotros con vuestro buen hacer de cada día.
Ese día perdisteis libros, los administrativos ordenadores para realizar las preinscripciones del nuevo curso, los bedeles las mesas que tantas veces han trasladado de un sitio a otro… pero ganasteis mucho más, el respeto y agradecimiento de cada uno de los niños que han pasado por vuestras clases y de cada uno de sus padres, trabajar en un colegio renovado y modernizado tras la rehabilitación que se hará  y algo que no sabéis aún, pero que lo percibiréis con el tiempo; la creación de un vínculo de unión entre vosotros que hará, si cabe, crecer aún más ese querido colegio “Jesuitinas” que enseña con alto compromiso con la calidad pero sobre todo con valores.
Dedicado a todas aquellas personas que eligieron dedicarse a esta vocación de parte de un padre agradecido.

VÍDEO DEL DIRECTOR

Vídeo de reanudación de clases

Los profesores del centro han forrado las paredes con papeles y pinturas para que no se vea el ennegrecido, mientras no pueden pintar. Hoy las clases han comenzado con normalidad

Esta foto de abajo es un arreglo de la segunda. La hizo un profesor tras mover el Cristo que tenía encima de unos folios. Es un Cristo que guardó cuando se rompió una cruz.

0
0
0
s2sdefault