La Superiora General, Maria Inez Furtado fi, acaba de nombrar a Julia Martín Villar fi como secretaria general de nuestra Congregación. En su última carta circular, Maria Inez Furtado informa que se incorporará a la Casa curia en el mes de septiembre y que "durante unos meses Ana Baeza fi y ella trabajarán juntas". Según nuestras Constituciones, la secretaria general está cerca de la Superiora General, "siendo como su memoria y manos en lo que se ha de escribir y tratar, la ayude en todo lo que ella quiera encomendarle, para bien de la Congregación, haciendo cuenta de que, en cierto modo, fuera de la autoridad, tiene todo el peso de su oficio sobre sí. La Secretaria se encargará de preparar lo que debe tratarse en las reuniones de la Superiora General con sus Consejeras y de escribir las actas de lo que en ellas se trate; cuidar de la correspondencia y demás comunicaciones con la Congregación y con personas u organismos relacionados con ella" (CFI 298). Entre las características de una secretaria general nuestras Constituciones (CFI 299) indican que "debe ser solícita, discreta e instruida cuanto sea posible; dotada de cualidades para comunicarse de palabra y por escrito cuando sea necesario, según las personas y circunstancias, acomodándose a los usos y costumbres. Y sobre todo, será persona de confianza, reservada en los asuntos que se lo encomienden; que conozca y ame la Congregación, para que así la Superiora General pueda contar mejor con su ayuda, a gloria divina".

0
0
0
s2sdefault