loader image

Amamos incondicionalmente. Por eso hacemos

Para sacar lo mejor de cada persona, aterrizamos nuestra misión en vida.

 

Acompañar a ser

Asumimos el reto de acompañar en las diferentes etapas de la vida desde nuestro ser para sacar lo mejor de cada persona. Estamos presentes en los colegios e instituciones educativas, pero también en proyectos compartidos de promoción social y voluntariados.

Caminar con los jóvenes

Jesús llama a las nuevas generaciones a vivir la vida con sentido. Nosotras estamos invitadas a acompañar en ese proceso personal y de fe. Aquí pueden encontrar un grupo en el que compartir sus deseos, sus inquietudes, sus búsquedas… su vida.

Transmitir a Jesús,
nuestro padre

Queremos asemejarnos a Jesús y ser su rostro visible hoy. Jesús es nuestro origen y, en su Evangelio, recibimos la invitación de seguirle a través de un estilo concreto: el carisma que recibió la Madre Cándida.

Crecer como familia

Somos una familia que ama incondicionalmente. Dios es el primero que se pone en camino y nos llama para unirnos y caminar juntos, guiados por María y siguiendo los pasos de la Madre Cándida. Nos sentimos acompañados como Familia Madre Cándida que se apoya, que crece y crea. Laicos e Hijas de Jesús tenemos el compromiso de transformar la realidad allí donde vivimos.