loader image

菲律宾庆祝 2023 年世界青年日

21 8 月, 2023

A través del Equipo Provincial de Pastoral Juvenil, las escuelas de las Hijas de Jesús de Panay-Guimaras – Colegio De las Hijas de Jesus Iloilo City, St. Joseph School Guimaras y St. James Catholic High School Maasin colaboraron y organizaron un programa de extensión de un día completo para niños indígenas en Tubang, Maasin, el pasado 29 de junio. El objetivo era, no solo brindar alegría y educación a los niños, sino también fomentar un sentido de unidad y comprensión entre nuestros propios estudiantes.


Para comenzar el día, compartimos la inspiradora historia de vida de Santa Cándida, la patrona de nuestra escuela. Analizamos su vida y el impacto positivo que tuvo en la sociedad. Los niños la recibieron con entusiasmo mientras participaban en las actividades. Vimos su creatividad y compromiso abierto en la oración. Al comprender el significado de nuestra espiritualidad, dedicamos tiempo a enseñar a los niños cómo orar y reflexionar sobre su fe. Esto les permitió conectarse con su interior y apreciar el poder de su relación con Dios en sus vidas. Enseñarles a orar fue un momento significativo ya que los vimos conectarse con Dios de una manera más profunda y personal.

También organizamos una sesión de colorear libros, en la que los niños pudieron expresar su creatividad e imaginación. Fue conmovedor experimentar la alegría en sus rostros mientras pintaban y hacían hermosas obras maestras. También hubo un ejercicio de baile. Por último, tuvimos la plantación de árboles. Esta actividad práctica les permitió comprender la importancia de preservar la naturaleza y simbolizó nuestro compromiso de cuidar y proteger la creación de Dios.


Tras el acto, los diferentes colegios se reunieron para reflexionar sobre la jornada y compartir su experiencia. Fue un hermoso momento de unidad cuando nos dimos cuenta de que, a pesar de provenir de diferentes orígenes y escuelas, todos estábamos unidos en nuestro amor por Dios y el deseo de servir a los demás. Entendimos que servir a estos niños indígenas no era solo darles cosas materiales sino también compartir con ellos nuestras experiencias, conocimientos y fe.


Esta experiencia de alcance nos abrió los ojos y nos hizo darnos cuenta de que la verdadera realización proviene de servir a los demás y vivir en armonía con la creación de Dios. Entendimos que en todo lo que hacemos, estamos conectados con Dios y entre nosotros. Fue una lección de humildad que nos enseñó a valorar la solidaridad y a apreciar las inconmensurables bendiciones que provienen de servir a los demás.


A medida que continuamos nuestro viaje, llevamos las lecciones aprendidas de este alcance. Nos esforzamos por ser un faro de amor, compasión y unidad en nuestra vida diaria. Nos acercamos a los necesitados y compartimos el amor de Dios con todos los que conocemos.


La Jornada Mundial de la Juventud puede ser una celebración, pero también sirve como un recordatorio de que nuestra fe nos llama a la acción y a tener un impacto positivo en el mundo que nos rodea.

Zaiza Emmanuelle Barrios
Joven ex alumna del St. James Catholic High School

相关的